Inicialmente todo era un masaje a su hija muy inocente debido a que la chica tiene problemas de espalda y necesita que alguien la ajuste de vez en cuando. Pero el padre sabe que están solos en casa y que esta es una buena oportunidad para intentar algo más. Así que comienza a tocar el cuerpo de su hija de forma más sensual y luego nota que la hija se está mojando, así que la abre de piernas y le comienza un masaje en su coñito. La hija no pone ninguna pega y le devuelve el favor al padre con una mamada que termina derivando en un buen polvazo incestuoso.

(6374)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario