El pánico que le entra a esta chica cuando su padre la acosa en la cocina y le dice que deje de cocinar, porque “te quiero follar” es enorme. No sabe qué hacer, porque sus hermanas ya le han contado que a ellas se lo ha hecho otras veces y es muy violento si le rechazas. Así que hace lo que el padre le dice. Le mama la polla un rato y luego se pone como él le pide apoyada a cuatro en la mesa para que pueda penetrarla por detrás. Después se van al suelo y se la sigue follando a lo perrito, algo que la hija disfruta bastante todo sea dicho. No os perdáis cómo se le acaba saliendo el semen de la boca cuando su papi se corre dentro.

(8473)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

4 Comentarios